11 AGOSTO, RADAR/ MIN. SALUD.- La leishmaniasis, tuberculosis, anemia y parasitosis son las cuatro enfermedades que aquejan a la población indígena originaria del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Secure (TIPNIS) que cuenta con una población aproximada de dos mil personas.

Una de las realidades tristes que vive la población originaria es recurrir a acciones desesperadas comparables a prácticas de tortura como utilizar hierros calientes para intentar acabar con el vector que ocasiona la enfermedad de la Leishmaniasis.

“Yo he llegado a descubrir esto, ellos el tratamiento lo hacen quemando la herida, la herida en pies o mano que es una llaga que no se cura, se cura con tratamiento, pero cuando ellos no encontraban este tratamiento lo quemaban con hiero caliente, por conocimiento médico sabemos que no se cura”, informó el médico de Mi Salud que trabaja en la comunidad Oromomo-TIPNIS, Luis Ramos Huaylla.

La segunda enfermedad más grande que incide en la salud de la población del Parque Nacional es la tuberculosis, que ahora con los médicos de Mi Salud se trata con el envío de muestras de laboratorio a través de vuelos aéreos a hospitales de Trinidad-Beni, Cochabamba para su procesamiento y establecer el tratamiento médico.

La tercera patología es la parasitosis que sufren tanto los niños como personas mayores por el consumo de agua turbia de río, el mismo que es enfrentado con la dotación de medicamentos para mitigar las afecciones.

La cuarta dolencia es la anemia que afecta fundamentalmente a los niños por el déficit en la alimentación que se basa en yuca, plátano, pescado y en algún caso carne del monte.

AFECCIONES08

//FUENTE: MNISTERIO DE SALUD//

Anuncios