6 AGOSTO, RADAR/ CORERO DEL SUR.- En el Cementerio General de Sucre, especialmente en el primer patio donde se guardan los restos de varios personajes de la historia boliviana, gente inescrupulosa está robando objetos de bronce con un gran valor sentimental para sus familias, además del económico, entre ellos de las tumbas del teniente Jaime Urriolagoitia, del Contralor General de la República, Luis Sánchez Jiménez y de Nelly Guzmán Goitia. Es casi seguro que algunas familias no se enteraron de las pérdidas porque radican en el exterior o en otras latitudes del país, en otros casos ya no quedan parientes.

La que dio la voz de alerta es Ana María Alvis Guzmán, cuya familia sufrió el robo de dos plaquetas en un túmulo ubicado en el primer patio del cementerio, a tan solo unos 20 metros de la entrada principal, doblando a mano derecha.

Como Alvis ahora radica en Cochabamba, fue una pariente la que le dio la noticia del robo de la plaqueta de su madre, Nelly Guzmán Goitia. Una vez en Sucre, Alvis sentó la denuncia en la Administración del camposanto, donde en reiteradas oportunidades y durante varios días no pudo encontrar al administrador Zacarías Alba, del que dijeron salió de vacaciones. En ese ínterin, se robaron la placa de otros de sus parientes, del Contralor General de la República, Luis Sánchez Jiménez, fallecido en 1953.

Entonces, Alvis escribió una carta dirigida al secretario general de la Alcaldía de Sucre, Enrique Leaño, denunciando los robos en el túmulo de la familia Sánchez Guzmán señalando que tienen la obligación de frenar esos actos delictivos. Alvis dijo sentirse “angustiada por la pérdida de los objetos que tienen un valor sentimental más que material y decepcionada por la inseguridad que existe en el cementerio. Nadie tiene derecho a despojarnos de nuestro patrimonio y recuerdos”, enfatizó.

Debido a su arquitectura, las reliquias que atesora, las tumbas de personajes históricos y sus amplios jardines, considerado, por los mismos visitantes, como el más bello del país. El cementerio es un lugar acogedor que en un día ordinario es visitado por unos 200 turistas nacionales y extranjeros.

En este tema, Juan Jesús Yucra, auxiliar administrativo del cementerio, reconoció que en los últimos tres meses están ocurriendo una serie de robos en el camposanto; dijo que hasta la fecha perdieron dos carretillas, más de 30 grifos de agua, macetas, floreros, rotura de vidrios. “La gente es bien dañina, esta es la primera plaqueta que roban; cada vez pedimos a la Alcaldía más efectivos de seguridad pero no nos mandan. Agarramos a dos ebrios infraganti, suponemos que son ellos”, manifestó.

También dijo que los dos guardias de seguridad que resguardan el lugar hacen rondas por el cementerio, hecho que fue desmentido por uno de los mismos guardias y otros trabajadores que aseguraron solo permanecen en las puertas de ingreso. “Queremos implementar otro sistema de seguridad, actualmente tenemos instaladas ocho cámaras en las entradas, pero queremos instalar unas 70 para mejorar el control en el cementerio”, manifestó Yucra.

Dos trabajadoras del camposanto relataron a CORREO DEL SUR que últimamente se pierden muchas cosas en el lugar, en especial grifos de agua. Asimismo, mostraron los lugares donde recientemente alguien extrajo piezas de bronce de dos tumbas: una del teniente Jaime Urriolagoitia y otra de Emilio Hochmann cuya familia repuso con una placa de piedra. “Hay varios trabajadores eventuales que se quedan al mediodía, tal vez es uno de ellos. Hay seguridad aquí pero nos hacen dormir en un ratito”, señaló una de las mujeres.

CORREO DEL SUR, realizó un recorrido por cada túmulo y tumba ubicada en el segundo patio para ver las condiciones en las que se encontraban y si había pérdidas. Encontró que piezas de bronce fueron arrancadas de algunos sepulcros, además en la tumba de la familia Mendieta Álvarez, considerada como una hermosa obra de arte ya se perdieron dos columnas, con sus capiteles y dos ángeles, otros túmulos sufrieron el robo de cruces, o a las cruces les arrancaron la figura de Cristo o las plaquetas de recordación (algunas fueron reemplazadas por piezas de piedra).

BRONCE08

//FUENTE: CORREO DEL SUR//

Anuncios