6 AGOSTO, RADAR/ GAMLP.- Una treintena de curiosos rodea las dos motobarredoras que se aprestan a operar en la plaza Mayor en San Francisco, el jueves pasado. Algunas personas preguntan para qué sirven, otras simplemente se acercan a mirar. “La plaza va quedar limpia”, dice uno de los transeúntes, de la tercera edad. “Son pintudas che”, comenta otro de unos 30 años. Varios se toman fotos con los vehículos y otros los filman con sus celulares.

“Estamos progresando con la tecnología (…) Ya no se ven promontorios de basura por mi zona, he visto muchos contenedores antes pasaba el basurero y ese rato recién sacaban, ya no se ve eso.

Lindo está. La gente ahora bota en los contenedores, así nos vamos a educar poco a poco”, dice Marlene Arispe, una de las señoras que se detuvo a observar el nuevo equipo encargado de la limpieza.

Las dos motobarredoras forman parte del equipamiento con tecnología de punta que se puso en marcha para modernizar el aseo urbano de la ciudad y serán usadas para la limpieza de plazas principales, aceras y vías peatonales. Camiones y contenedores de carga lateral, barredoras automáticas para las calles, compactadoras de residuos, lavacontenedores, carros cisterna, entre otros, son solo algunos de los equipos que consolidan a La Paz como la ciudad con el mejor sistema de recojo de basura del país.

“Estamos presentando estos dos últimos equipos que faltaba que se pusieran en funcionamiento (…) Se trata de dos motobarredoras, son equipos muy prácticos para barrer los espacios públicos y las plazas de nuestra ciudad”. “Se está dando un paso igual de importante que dimos hace algunas semanas con la modernización de la recolección de basura (de carga lateral)”, resaltó el Alcalde Luis Revilla durante la presentación de los dos equipamientos.

La implementación del nuevo sistema no sólo trae tecnología, sino también un cambio en la manera en el que la gente estaba acostumbrada a manejar sus residuos y apunta a la ecoeficiencia.

La respuesta es positiva, dice el director del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), Giovanni Jemio, lo que permite implementar la nueva visión de “orden y limpieza”.

“Ha cambiado la imagen de la ciudad, ya podemos hablar con absoluta seguridad de que tenemos el mejor sistema de aseo urbano del país”, dice orgulloso.

Innovación tecnológica

Los curiosos rodean la máquina barredora, como analizando sus condiciones: ¿Ruedas? Cuatro. ¿Espacio en cabina? Un tripulante ¿Cepillos delanteros? Cuatro. Los niños se acercan agachando la cabeza, a lo que un señor de la tercera edad grita: “¡Los va barrer a ustedes más!”, causando risa entre la gente.

Las dos motobarredoras adquiridas por La Paz Limpia (LPL), en cumplimiento del contrato suscrito

entre esta empresa encargada del aseo y la Alcaldía, son de la industria estadounidense Nilfisk, pero fabricadas en Dinamarca.

Están equipadas con rociadores de agua para no levantar tierra, un tanque de agua con una capacidad de 100 litros y con una velocidad de entre 5 y 8 km/h. Las máquinas están hechas para pasar por vías y aceras con una pendiente no muy alta, perfectas para aceras y plazas.

El asombro ante el funcionamiento de las dos barredoras se ha repetido cada vez que se ha puesto en marcha un nuevo vehículo para el aseo urbano. Por ejemplo, la gente aún se detiene cuando ve cómo el camión de carga latera  levanta con dos brazos mecánicos los contenedores instalados en diversas zonas de la ciudad, y eso que ya funcionan desde el 23 de mayo.

Estos vehículos, de industria brasilera, italiana y holandesa, realizan el recojo de los contenedores en menos de dos minutos. Poseen una compactadora, tienen la capacidad de cargar 21 metros cúbicos, sellan el olor y pueden ser desinfectados.

Operan en las zonas por donde se han colocado los contenedores de fabricación brasilera y que gracias a su sistema permite evitar los malos olores, la presencia de vectores y la basura desparramada por el piso. Su tapa se abre a través de una palanca que se acciona con el pie y luego se cierra sin dificultades. Estos recipientes ya están en Miraflores, Villa Fátima, Villa Copacabana, Villa San Antonio, Alto Obrajes, Bajo Següencoma, Següencoma, Calacoto, Irpavi, Achumani, Los Pinos, Cota Cota y Sopocachi.

Con un total de 862 contenedores emplazados, el Alcalde afirma que ya se tiene más de la mitad de la instalación planificada, por lo cual ha habido muy buenos resultados.

“El trabajo de colocar los contenedores va a tomar aún hasta finales de año con todas las tareas que hay que hacer de socializar y sensibilizar a la gente, pero ha habido un buen resultado, una buena respuesta”.

La tarea la completan los camiones lavacontenedores, de industria holandesa, que se encar- gan de lavar y sanitizar el exterior y el interior de los contenedores. Tienen la capacidad de cargar 6.000 litros de agua.

Como la carga lateral necesita ciertas características técnicas para ser implementada, como la pendiente y el ancho de la calle, o la altura de los cables, el sistema no es apto para todos los barrios.

La carga trasera se mantuvo en el 40% de las zonas, con camiones nuevos que poseen compactadores, una capacidad de carga de 19 metros cúbicos y un depósito de combustible para 275 litros que permite realizar recorridos más largos y, con esto, contaminar menos.

Esto responde a la política ecoeficiente de la Alcaldía, que fuera de buscar un mejor servicio de aseo, quiere que esto sea sustentable. La eficacia de los equipos queda de manifiesto cada vez que entran en funcionamiento. De esto pueden dar fe quienes vieron al camión barredor adquirido para limpieza de calles cuando aseó las vías por donde pasó la entrada universitaria, el sábado pasado Las tareas se refuerzan con unas barredoras automáticas de menor tamaño.

El trabajo lo terminan los carros sisternas, que hacen un lavado general de las avenidas  “Las dos barredoras grandes que ya tenemos en la ciudad están destinadas a la limpieza de vía  después de eventos o en las noches”, explica Jemio. Los camiones son ensamblados en Argentina, tienen capacidad de carga de seis metros cúbicos y un tanque de agua de 1.600 litros. Están equipados con sistemas de barrido, agua  aspiración, succión, oleohidráulico y neumático para su funcionamiento automatizado.

El recojo de residuos no sólo se innova en los barrios, los mercados también gozan de nuevos contenedores compactadores que serán implementados prontamente. Tiene una capacidad de 13 toneladas, estos se encargan de compactar toda la basura orgánica. Al ser herméticos, evitan la proliferación de moscas e infecciones, además de ser ecoeficientes, pues sólo se necesita recogerlos cada tres días.

ÉXITO DEL SISTEMA

Con su cisterna cargada y lista para funcionar, las motobarredoras encienden sus luces superiores. Son las 18.30. La gente, antes entretenida con el payaso Huallaque voz de pito, empieza a reunirse alrededor de la máquina.

Mientras avanza, el operador acciona el dispositivo que lanza un chorro de agua al suelo para no levantar polvo, los cepillos empujan la basura debajo del vehículo, lo que permite aspirar los residuos.

La máquina deja detrás de ella un trazo limpio y lavado, la gente, como estudiando los resultados, se acerca a ver el suelo. “Muy interesante, vamos modernizando nuestra forma de limpiar la ciudad”, expresa don Jorge Montes, uno de los observadores.

La gente se maravilla, y el personal de La Paz Limpia (LPL), la empresa contratada por la Comuna para implementar el nuevo recojo de residuos, evita que se acerque mucho a la máquina

Sarah Gonza, con su wawa cargada en la espalda, observa la motobarredora alejarse de la plaza limpiando. “Se necesitan esas maquinarias.

La primera vez que estoy viendo aquí (…) A La Paz la veo más limpia, el Alcalde se está dedicando más a la limpieza como veo, muchos contenedores de basura”, comenta. Con todos los modernos equipos circulando por la ciudad, se ve una La Paz más limpia y más Maravillosa.

El éxito del sistema de carga lateral necesita del compromiso de los vecinos

Parte del éxito del sistema de la carga lateral y el aseo urbano reside en la responsabilidad de los vecinos. El director del Sistema de Regulación Municipal (Siremu), Giovanni Jemio, explica que debe existir corresponsabilidad de las personas.

EQUIPOS

Motobarredoras

Marca Nilfisk, fabricadas en Dinamarca pero de industria estadounidense, funcionan con cuatro cepillos barredores, tienen rociadores de agua para no levantar tierra, un tanque de agua con una capacidad de 100 litros, va a una velocidad de entre 5 y 8 km/h.

Compactador de carga lateral

Tiene la capacidad de cargar 21 metros cúbicos. Se utiliza para el recojo de basura, residuos comunes, entre otros. Realiza el recojo de forma lateral, levantando los contenedores de la carga.

Lavacontenedores de carga lateral

Lava y sanitiza tanto el exterior como el interior de los contenedores. Tiene un depósito de agua con capacidad para 6.000 litros.

Barredoras mecánicas

Poseen la capacidad de seis metros cúbicos de carga y 1.600 litros de agua. Son utilizadas para el barrido y la recolección de diversos residuos encontrados en vía pública, esto mediante un sistema mecanizado de aspirado.

Camiones de carga trasera

Poseen un compactador. Sirven para el recojo de basura y residuos comunes. Tiene una capacidad de carga de 19 metros cúbicos. Su depósito de combustible tiene capacidad de almacenar 275 litros.

Furgón isotérmico

Vehículo para el recojo de patógenos en contenedores plásticos. Posee un equipo de refrigeración, junto a una plataforma electro hidráulica con una fuerza de 1500 kilogramos. Su capacidad de carga es de 22 metros cúbicos.

Tanque cisterna de agua

Posee una capacidad de 15.000 litros de agua, la cual puede ser dispensada a través de una barra de riego trasera o de sus carreteles de manguera de 50 metros.

Compactadoras de basura

Con la capacidad de carga de 13 toneladas, las compactadoras de basura eléctricas colocadas en los mercados sellan los olores, evitan infecciones y la proliferación de bacterias. Además tienen mayor capacidad y se recogen cada tres días.

RECOLECTORES08

//FUENTE: GAMLP/ AMN//

Anuncios