macabro05

17 mayo, RADAR/ EL DEBER.- El sábado 13 de mayo, cerca a las 10:30 en el municipio de San Matías, el fuerte olor a osamenta permitió detectar la presencia del cadáver de una persona, de nacionalidad brasileña, en el interior del maletero de un bus de transporte de la empresa San Matieño.

De acuerdo con el certificado de defunción, el cadáver respondía al nombre de Princiano Amaral Cardoso, de 33 años, que falleció debido a un trauma torácico, supuestamente ocasionado en un accidente laboral.

Sin embargo, los restos mortales, que eran transportados en un cajón fúnebre, compartía el espacio con al menos 600 kilogramos de papa, producto que fue decomisado y destruido por la Intendencia municipal de San Matías.

La población aplaudió las gestiones de la Intendencia, toda vez que los alimentos que compartía el maletero con el cadáver iban a ser consumidos, además criticaron el accionar de la empresa de transportar a un fallecido junto a productos comestibles.

Desde la empresa de buses San Matieño se resistieron a brindar una información oficial al respecto. Este medio se puso en contacto con un funcionario que dijo; “No sabría decir nada”. Además se intentó comunicar con la administradora del servicio de transporte; sin embargo, no atendió al contacto telefónico.

Jesús Román Ramos, intendente de San Matías, confirmó a EL DEBER que los 600 kilogramos de papa que iban en cuatro bolsas junto al cajón fúnebre fueron destruidas ayer. Añadió que se está investigando si no se descargó otro tipo de alimentos en comunidades próximas.

//FUENTE: eldeber.com.bo//

Anuncios